Planes de Pensiones

Los Planes de Pensiones son aquellos que le permiten obtener una rentabilidad a su dinero, con grandes ventajas fiscales.

PLANES DE PENSIONES

Este tipo de productos tienen las siguientes características.

  • No pueden garantizar ningún interés y existen varios tipos de producto, que dependerá  del perfil del cliente, desde el más conservador (renta fija) al más arriesgado (renta variable).
  • deducen de la base imponible de la declaración de la renta, siempre dentro de los límites marcados por la  Ley 35/2006.
  • Estos límites se establecen en función de la edad del contribuyente y se incrementan conforme se acerca la fecha de la jubilación.
    • Las personas menores de 50 años podrán deducirse la menor de las siguientes cantidades: 10.000 euros (aportación máxima que pueden realizar) o el 30% de sus ingresos, entendido estos la suma de sus rendimientos netos del trabajo y de actividades económicas.
    • Las personas mayores de 50 años, que en teoría deben aumentar sus aportaciones conforme se acerca la edad de jubilación, podrán deducirse la menor de las siguientes cantidades: 12.500 euros o el 50% de sus ingresos.
    • Las personas con discapacidad pueden elevar las deducciones hasta un máximo de 24.500 euros y seguir disfrutando de ventajas fiscales.
  • También son deducibles las aportaciones realizadas al plan de pensiones del cónyuge, siempre que este no obtenga rentas o que sus ingresos no superen los 8.000 euros anuales. En este caso el límite para reducir de la base imponible está cifrado en 2.000 euros.
  • Así mismo, las aportaciones a planes de pensiones de personas discapacitados, entendidas estas como minusvalías superiores al 65%, están sujetas a deducciones, aunque la ley establece una serie de límites. De esta forma, las aportaciones anuales realizadas por familiares no podrán superar los 10.000 euros y en ningún caso serán mayores en su conjunto que los citados 24.250 euros.

Aquellos contribuyentes que realicen aportaciones a favor de otra persona deben tener en cuenta que el ahorro fiscal general para todo el Estado es de un máximo del 43% y que por muchas aportaciones que realicen no podrán superar ese porcentaje-

  • Las prestaciones de los planes de pensiones se consideran rendimientos del trabajo a efectos de IRPF y se pueden recuperar en tres formas distintas
    • En forma de capital, es decir, en un único pago que incluye las aportaciones más los rendimientos.
    • En forma de renta, que es la más común y supone recibir las cantidades aportadas en varios pagos regulares.
    • En forma mixta, con una parte en capital y la otra en forma de renta.
  • no tiene liquidez y solo se pueden solicitar la prestación de dichos planes en las siguientes circunstancias: jubilación o situación asimilable, fallecimiento, invalidez y paro de larga duración. 
  • la prestación de este tipo de productos se declaran como rendimiento de trabajo.
  • Uno de los conceptos a tener en cuenta en estos productos son las comisiones de Gestión y Depósito, ya que estos son gastos a deducir del interés conseguido. Esta comisión varía dependiendo del tipo de Plan, de la Gestora y de la Depositaria.
  • PLANES DE PREVISION ASEGURADO (PPA):

Este tipo de producto tiene el mismo tratamiento fiscal que los Planes de Pensiones, la diferencia radica en que en los PPA se garantiza un interés mínimo en toda la duración del Plan, más un interés adicional comunicado anticipadamente para, normalmente el semestre siguiente a la comunicación.

  • Este producto, también tiene gastos de gestión, por lo que al interés conseguido se le deberá restar el gasto, el cual obligatoriamente se deberá indicar en la póliza.

Nuestro equipo

Rosa Mª Benlloch
Administración

Rosa Mª Benlloch

rosa@confiance.es
Anabel Simón
Admon. - Contratación

Anabel Simón

alcudia@confiance.es
Sebastián Gabaldón
Dpto. Comercial

Sebastián Gabaldón

sebastian@confiance.es
Pablo Gaitán
Gerencia - Dirección Técnica

Pablo Gaitán

pgaitan@confiance.es
Elvira Silvestre
Siniestros - Gestión Clientes

Elvira Silvestre

gestion@confiance.es